LA CALLE ARJONILLA (por Pablo R. Bedrossian)

Serie “PASAJES Y CALLES CURIOSAS DE BUENOS AIRES”

Ubicada en uno de los barrios más exclusivos de Buenos Aires, la calle Arjonilla –para algunos, un pasaje- tiene características únicas: es una de las calles más cortas de la ciudad, y su tramo principal es nada menos que una escalera. Los invito a conocerla y recorrerla.

Arjionilla 00 DSC04290

Vista de la calle Arjonilla desde su intersección con la calle Agüero

El sector que tiene como centro una plazoleta ovalada con el busto de militar argentino Gelly y Obes, se conoce como La Isla. Ocupa una suerte de loma o pequeña colina que se eleva desde la Avenida Las Heras hasta el monumento al General Bartolomé Mitre, y está bordeada por las calles Agüero y Dr. Luis Agote, a las que se desciende a través de sendas escaleras de glamour parisino.

La Isla 01

Vista de la plazoleta con el busto del Gral. Gelly y Obes, corazón de La Isla

Allí se encuentran la Embajada de Inglaterra y la sede del Ministerio de Seguridad. Como si fuera un mirador, junto al monumento a Mitre, se observan una loma verde y la bella y ancha Avenida del Libertador. Precisamente allí, al terminar la avenida Gelly y Obes, nace a la izquierda la calle Arjonilla.

Monumento a Mitre 01 DSC08644

Monumento al General Bartolomé Mitre, creación de los escultores italianos David Calandra y Edoardo Rubino inaugurada en 1927

 ARJONILLA

La calle Arjonilla tiene una única cuadra, que puede dividirse en dos partes. La primera -la más pequeña-, en declive, tiene una plazoleta ovalada en su centro, cuyo césped está rodeado de un cordón de granito. Su único detalle es un alto y refinado farol dorado de una sola lámpara.

Arjonilla 02 DSC08648

La calle Arjonilla vista desde el monumento al General Bartolomé Mitre

A los lados de la plazoleta, la calle recién nacida se abre en dos estrechas vías de asfalto con sus respectivas aceras, que vuelven a reunirse enseguida, al inicio de la ancha y vistosa escalera. Podría decirse que es un diminuto boulevard, no apto para automóviles.

Arjonilla 02 DSC08642

Vista del la sección boulevard de la calle Arjonilla con su farol

Detrás se observa el monumento a Mitre. Del lado noroeste hay unas rejas verdes de hierro seguidas del nacimiento de un muro símil bloques, que separan la calle del jardín de un edificio vecino; del lado noreste, se observa la loma cubierta de grama en la cual La Isla va descendiendo hacia la Avenida del Libertador.

La segunda sección de esta breve calle es una espléndida escalera. Si no conté mal, son tres grupos de once escalones cada uno, con anchas explanadas entre ellos.

Arjonilla 03 DSC08639

Inicio de la sección escaleras

Del lado derecho cuenta con una hermosa balaustrada que, en su final sobre la calle Agüero, presenta un farol dorado, similares a los dos que tiene a su inicio, donde termina el boulevard. Todos los faroles de la balaustrada, aunque más pequeños, son del mismo estilo del que alumbra la plazoleta.

Arjonilla 04 DSC08643

Vista desde el inicio de las escaleras; debajo a la izquierda personas sin techo y trapitos que usan la fuente para higienizarse

Del lado izquierdo, el muro símil bloque se va mostrando imponente al descender las gradas. En su elevado borde superior horizontal, que se mantiene a la altura de la planta baja del edificio vecino, hay otra balaustrada con el mismo estilo.

Arjonilla 05 DSC08636

Vista desde la acera de la calle Agüero

En su final sobre la calle Agüero se levanta una enorme columna de capitel dórico, sobre el cual sólo quedan los restos de lo que fue una escultura.

DSC08631

Vista de la columna gemela que está del otro lado de la Fuente de la Poesía, similar a la de la calle Arjonilla

Antes de llegar al capitel hay un bello aplique art nouveau, en hierro pintado de verde, del cual pende otro farol, siempre fiel al estilo de la calle, iluminando la escalera.

Arjonilla 06 0DSC08632

La elegancia en primer lugar, aunque se ven signos de abandono… y el delicado encanto de la decadencia

LA FUENTE DE LA POESÍA

Arjonilla 09 DSC08626

¡Gracias a estos talentosos artistas que han difundido su arte por el mundo!

Al final de Arjonilla, sobre la calle Agüero, se encuentra la “Fuente de la Poesía”, una bella fuente circular, hoy ocupada por personas que viven en la calle y los llamados trapitos, como popularmente se conoce a los cuidacoches informales argentinos.

Arjonilla 10 DSC08627

La fuente parece un cenotafio

En 1997, los artistas plásticos Enrique Banfi y Silvana Perl tuvieron la idea de crear allí un espacio de inspiración. Al caer la noche automáticamente se encendía un proyector que, cada 45 segundos, emitía versos de autores como Borges, Neruda, Machado, Guillén o Girondo, en forma continua. Judith Gociol en una nota escrita el mismo año de la instalación, comparte su experiencia: “La obra tiene forma especular. Como si se tratara de un espejo, arriba -sobre la piedra- el poema está quieto mientras que abajo, sobre la superficie de agua de la fuente, las palabras se mueven. De un lado se balancean las ramas, del otro las sombras. Las letras se achican o se agrandan con los cambios de tipografía, pero también con el movimiento del viento en esta noche algo fría y destemplada” [1].

Arjonilla 07 DSC08635

La Fuente de la Poesía entre las columnas gemelas

La serie poética cesaba cada amanecer. Estas intervenciones urbanas de Banfi y Perl fueron de alguna manera predecesoras del video mapping.

EL DISEÑO DE LA CALLE EN ESCALERA

Arjonilla 13 DSC08634

Otra vista de Arjonilla con los infaltables trapitos abajo a la derecha

La Isla, con sus aproximadamente 82,000 metros cuadrados, era la quinta de la familia Hale-Pearson. En 1906, la Municipalidad de Buenos Aires decidió comprar los terrenos con el propósito de construir un barrio parque con un belvedere que diera al Río de la Plata. Para ello se contrató “al ingeniero y urbanista francés Joseph Bouvard, Director de Obras Públicas de París, quién se encargó del trazado de calles, terrazas, escalinatas y del diseño de ‘Plaza Mitre’”[2] que es el otro nombre que recibe La Isla. De modo que podemos, en principio, señalar a Bouvard, quien había sido director administrativo en el área de Arquitectura, Paseos y Forestación de París[3], como el creador de la bella y breve Arjonilla.

 

Arjonilla 12 DSC08625

Arjonilla, con sus amplias escaleras, se cree que fue parte del diseño original de Joseph Bouvard para La Isla

Cabe agregar que en La Isla hay además otras tres calles con escaleras: dos sirven como descenso peatonal a la calle Guido (una hacia Agüero, la otra hacia Dr. Luis Agote); la tercera se encuentra al final de la calle Copérnico.

ACERCA DEL NOMBRE DE LA CALLE

Según el historiador Miguel Iusem, el nombre Arjonilla proviene de una villa de España, en Jaén, Andalucía. En ese lugar, el 23 de junio de 1808 se libró una batalla donde se destacó por su coraje José de San Martín, el futuro Libertador de América, que en aquel entonces estaba al servicio de la Madre Patria. Durante el combate, tal como sucedería después en San Lorenzo, San Martín fue salvado de morir, esta vez por un soldado llamado Juan de Dios[4].

DATO FINAL

La numeración de la calle se extiende del 2300 al 2400, pero no se le ha asignado código postal pues obviamente no existe ninguna propiedad cuyo frente se encuentre en la calle Arjonilla.

Arjonilla 15 DSC08637

Indicador de la calle con su altura y su uso exclusivo peatonal

ALGUNAS FOTOS MÁS

La mayoría de las fotos fueron tomadas durante una a visita a Buenos Aires a principios del 2015, en un día muy nublado y oscuro. Tomé otras en 2014 durante un día de sol. Recorrí por primera vez el pasaje Arjonilla antes de tener 20 años. Siempre me cautivó.

Arjionilla 00 DSC04290

Arjonilla 14 DSC04292

DSC04293.JPG

[1] Gociol, Judith en http://edant.clarin.com/diario/1997/10/04/e-07201d.htm

[2] DG en http://diager-arte.blogspot.com/2008/10/una-isla-en-recoleta.html

[3] Parise, Eduardo en http://www.diasdehistoria.com.ar/content/la-isla-acento-franc%C3%A9s-en-recoleta

[4] Iusem, Miguel, “Diccionario de las calles de Buenos Aires”, p.29, Instituto Rioplatense de Ciencias, Letras y Artes (IRCLA S.A.), Buenos Aires, Argentina, 1971

Acerca de Pablo R. Bedrossian

Mi primer propósito es informar y formar. Este no es un blog para obtener seguidores sino para ser utilizado como consulta o referencia en temas muy diversos como historia, naturaleza, arte o fe. Mi segundo propósito es generar opinión. Este mundo necesita pensamiento y participación, no sólo seguimiento y observación. Es un llamado a ser protagonistas y no sólo testigos, actores y no sólo espectadores.
Esta entrada fue publicada en Curiosities, Travels, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s