VALBUENA Y BALBUENA (por Pablo R. Bedrossian)

Siempre hubo franceses famosos de baja estatura. Se dice que Napoleón Bonaparte medía 1,68 metros, pero seguramente era de menor estatura. Más bajos aún fueron el famoso pintor Toulouse Lautrec, quien sólo alcanzó los 1,52 metros debido a un enanismo hipofisario (enfermedad que produce un crecimiento escaso pero proporcionado) y el extraordinario pianista de jazz Michel Petrucciani, quien debido a una grave enfermedad genética apenas superaba el metro de altura. Pero ahora se ha agregado una perla al collar de los bajitos galos: nada menos que Mathieu Valbuena, el artillero del Olympique de Marsella.

Mathieu Valbuena 02Junto al colombiano James Rodríguez y el tico Keylor Navas, Valbuena se ha convertido en una de las revelaciones del Mundial de Brasil 2014. Posee una gran velocidad, precisión en los pases y un dribbling endiablado. Puede jugar como volante ofensivo o extremo, siempre desequilibrando a la defensa que lucha por frenarlo. Aunque la FIFA dice que mide 1,67 metros, es probable que mida entre 1,62 y 1,64 metros. Su diminuta figura es mucho más pequeña que la de Lio Messi, de reales 1,69 metros de estatura. Le Petit Vélo (“La Pequeña Bicicleta”) es el segundo jugador más bajo del Mundial, sólo superado por “el hijo del viento”, el delantero hondureño Marvin Chávez, de quien oficialmente se informa que mide 1.65 metros. Desde hace años para jugar al fútbol internacionalmente se recomienda una estatura mínima 1,80 metros. Valbuena y Messi son la prueba que en el fútbol no hay reglas o, si las hay, hay muchas excepciones.

Mencho Balbuena 01Valbuena no es un apellido nuevo para los argentinos. Aquellos con buena memoria recordarán al Mencho Balbuena, el extraordinario wing derecho de Independiente. Agustín Balbuena se unió al Rojo en 1971. Integró aquel glorioso equipo que ganó el Metropolitano del ’71 y cuatro Libertadores consecutivas, entre 1972 y 1975. Fue incluido en la selección argentina que participó del Mundial de Alemania de 1974 (donde René El Loco Houseman fue titular en su posición) y vistió la celeste y blanca en 8 ocasiones. Curiosamente el juego de Valbuena y el de Balbuena son parecidos: jugadores rápidos, sumamente peligrosos en ataque por la banda derecha.

Hay una sabrosa anécdota del Mencho surgida en la entrevista que le hizo José María Muñoz, luego de un partido:

–          Balbuena, ¡cómo corrió esta tarde! ¿Cuántos pulmones tiene?

La respuesta del crack santafesino no se hizo esperar:

Uno, como todo el mundo.

El petit francés Valbuena, corre como el otro Balbuena: incansable, deja el alma en la cancha. No sabemos hasta dónde llegará Francia en el Mundial, pero estamos seguros que este apellido seguirá siendo en todas partes sinónimo de entrega y de buen juego.

Acerca de Pablo R. Bedrossian

Mi primer propósito es informar y formar. Este no es un blog para obtener seguidores sino para ser utilizado como consulta o referencia en temas muy diversos como historia, naturaleza, arte o fe. Mi segundo propósito es generar opinión. Este mundo necesita pensamiento y participación, no sólo seguimiento y observación. Es un llamado a ser protagonistas y no sólo testigos, actores y no sólo espectadores.
Esta entrada fue publicada en Curiosities, Sports, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s