MABUYA UNIMARGINATA: UN PEQUEÑO LAGARTO, NO UNA SERPIENTE DE CUATRO PATAS (por Pablo R. Bedrossian)

Mabuya unimarginata 01Una mañana decidí salir a correr. Había dejado el calzado deportivo al aire libre, muy cerca del jardín, y, tal como era mi costumbre, fui a revisarlo. Al colocar la mano en una de las zapatillas sentí algo escamoso que me tocaba. Solté el calzado, y, al caer, salió de él un pequeño reptil que me miraba tan sorprendido como yo lo observaba. Me dio tiempo de tomar la cámara y fotografiarlo desde muy cerca, pero enseguida escapó a gran velocidad. Su aspecto me sugirió a una serpiente con patas pequeñas. Luego descubrí que se trataba de una Mabuya unimarginata (ahora llamada Marisora brachypoda).

Creo que en los seis años que vivo en Residencial Campisa, en el noroeste de San Pedro Sula, capital industrial de Honduras lo he visto sólo cinco veces, en cuatro de las cuales pude documentarlo fotográficamente; en todas las ocasiones me fascinaron su piel pulida y brillante, su larga figura y su amigable comportamiento, dejándose admirar desde una distancia corta, pero huyendo al percibir la menor amenaza.

La Mabuya unimarginata es un reptil  perteneciente a la Scincidae, la inmensa familia de los esquíncidos o escíncidos, que contiene unas 1,200 especies. Es más bien una familia del Viejo Mundo, pues en Centroamérica sólo existen cinco géneros suyos, con un total de nueve especies. Los esquíncidos se caracterizan por tener la cabeza, el cuerpo y la cola alargados, con patas relativamente cortas y escamas muy lisas[1]. Las escamas son engrosamientos de la capa córnea de la epidermis, que es la parte más externa de la piel. Debajo de las escamas, en la dermis, como en casi todos los reptiles a excepción de las serpientes, se encuentran los osteodermas. Los osteodermas son pequeñas estructuras óseas laminares (sin ninguna relación con el esqueleto) que al crecer son empujadas hacia la superficie. Me olvidaba de algo importante: a  los esquíncidos se los considera pequeños lagartos.

Mabuya unimarginata 03Uno de los cinco géneros de esquíncidos en Centroamérica es el Mabuya. Si bien en el pasado se consideraba que sólo en Costa Rica había tres especies, los conocimientos actuales hacen suponer que existe en toda la región centroamericana una sola, la unimarginata, que puede presentar variaciones según la zona[2],[3] , aunque el estudio debe profundizarse para ratificar o rectificar esta tesis.

La Mabuya unimarginata es insectívora, vive en tierras bajas y aunque comúnmente se mantiene en el suelo, suele  treparse a los árboles para asolearse. Reproductivamente es vivípara[4]. Las crías por camada varían entre dos y siete.  Tiene el dorso color marrón claro, con aspecto metálico, lo que contrasta con los flancos que tienen franjas color chocolate oscuro y blanco. Mide casi 25 cm desde la cabeza al extremo de la cola, siendo la longitud desde el hocico a la cloaca de 6.2 cm a 9.1 cm en las hembras y de 5.6 a 9.1 cm en los machos, que suelen ser más pequeños que las hembras[5]. La cola suele representar dos terceras partes de la longitud total; hemos visto un ejemplar que la perdió completamente, sin alterar en nada su movilidad.

Hemos encontrado la Mabuya unimarginata en lugares muy disímiles: adentro de un calzado deportivo, en una toma de agua que estaba seca y con basura, sobre un listón de madera de una cerca, en un hueco en la tierra y adentro de unos bloques de material para la construcción.

A diferencia de las Ameivas, que conviven en el mismo territorio, no son ruidosas, permiten acercarse a menor distancia y, si no se perciben peligro, suelen quedarse más tiempo en la misma posición.

En Honduras se denomina popularmente madreculebra a diversos animales, incluyendo a varios esquíncidos y otras lagartijas de patas cortas. Pero no teman, pese al apodo, la Mabuya unimarginata es un pequeño reptil, no una serpiente de cuatro patas.

Comparto aquí algunas imágenes:

Aquí la Mabuya unimarginata que salió de mi zapatilla...

Aquí la Mabuya unimarginata que salió de mi zapatilla…

 

El ejemplar encontrado en una toma de agua seca y con basura

El ejemplar encontrado en una toma de agua seca y con basura

El ejemplar que encontramos sin la cola

El ejemplar que encontramos sin la cola

El ejemplar encontrado entre unos bloques de construcción

El ejemplar encontrado entre unos bloques de construcción

 Comparto además el link a dos videos que tomé:

Ejemplar sin cola:

Ejemplar observado entre bloques de construcción:

Bibliografía:

[1] Köhler, Gunther, “Reptiles de Centroamérica”, p.147, Herpeton, Verlag Elke Köhler, Offenbach, Alemania, 2003

[2] Köhler, Gunther, Op.cit.,p.149

[3] Savage, Jay M., “The Amphibians and Reptiles of Costa Rica”, p.504, The University of Chicago Press, 2002

[4] Muñoz Chacón, Federico, “Especies de Costa Rica”, http://darnis.inbio.ac.cr/ubisen/FMPro?-DB=UBIPUB.fp3&-lay=WebAll&-error=norec.html&-Format=detail.html&-Op=eq&id=4153&-Find INBio (Instituto Nacional de Biodiversidad), Costa Rica, 2000

[5] Savage, Jay M., Op.cit p.503

 

Acerca de Pablo R. Bedrossian

Mi primer propósito es informar y formar. Este no es un blog para obtener seguidores sino para ser utilizado como consulta o referencia en temas muy diversos como historia, naturaleza, arte o fe. Mi segundo propósito es generar opinión. Este mundo necesita pensamiento y participación, no sólo seguimiento y observación. Es un llamado a ser protagonistas y no sólo testigos, actores y no sólo espectadores.
Esta entrada fue publicada en Curiosities, Nature, Residencial Campisa, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a MABUYA UNIMARGINATA: UN PEQUEÑO LAGARTO, NO UNA SERPIENTE DE CUATRO PATAS (por Pablo R. Bedrossian)

  1. Leonel marineros dijo:

    Me gusta la labor que Pablo esta realizando en su pagina web, nos esta educando. Pablo es un medico y guitarrista de corazón naturalista, que al igual que muchos de nosotros, tiene la curiosidad y el deseo de conocer mas sobre la flora y la fauna del tropico de Centroamérica. Pablo, te voy a compartir un dicho muy común en Honduras cuando se siente admiración por alguién “cuando sea grande quiero ser como vos”

    • Gracias, Leonel! Siendo vos uno de los grandes maestros de la Biología en Centroamérica y uno de los autores más consagrados, tomo tus palabras de un modo especial, valorándolas doblemente. Honduras es mi país adoptivo, y toda su belleza nos desborda. No compartirla es como una luz escondida en un cajón en una noche de oscuridad. Y cuando sea grande, yo también quiero ser como vos! Feliz 2014!

  2. emilio ortega dijo:

    en mexico 1400 metros de altura sobre el nivel del mar encontre una lagartiga dorada marron nunca vi una igual en mis 57 años de vida

  3. lucas dijo:

    andaba buscando información de este reptil ase poco me recontare unas ya van 2 veces que las veo en el solar de mi casa. Excelente aporte

  4. Marly dijo:

    Hola: ya días tenía la curiosidad por estos animalitos en mi Casa (Siguatepeque) aparecen bastante, si los miro inofensivo aunque me crié con el mito según mis padres de que son venenosos y les he tenido miedo… son o no son venenosos?

  5. Monica dijo:

    Yo encontré una muy similar no se si es la misma,vivo en Panamá y jamas habia visto una igual.

  6. Karina Vazquez Zebadua. dijo:

    Hola Pablo. Buscando respecto a este animalito encontre tus comentarios. En la jardinera de mi casa encontró mi esposo dos de ellas.Un amigo me dice es venenosa pero ya leí que tu escribes que no es así . Quisiera saber que tan aconsejable es dejarlas ahí?. Espero tu respuesta. Gracias por resolver nuestras dudas. Saludos.

    • ¡Hola, Karina! Las lagartijas y pichetes (como se los llama en Centroamérica) nos libran de plagas de insectos (arañas, etc.), así que las dejaría en paz, les tomaría fotos y sonreiría cada vez que las veas, pues son “buenos vecinos”. Cordiales saludos.

  7. Janeth dijo:

    Hola.
    Soy de México y ya he encontrado 2 similares a las que muestras, sólo que estas no tienen las escamas “brillosas” son más opacas en color verdoso, la cola es puntiaguda y además sacan la legüa similar a la de una serpiente. En cuanto tenga una foto que logré tomarle a una te la enviaré al correo que has compartido. Gracias

  8. Gabriel dijo:

    Valla que igualmente es tuve viendo información porque en mi casa están apareciendo muchas y bueno menos mal que no son venenosas y si de echo asta la lengua la sacan como una pequeña serpiente en si es bonita solo deseaba saber si era peligrosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s